DATACIÓN

Interpretación de fechas de acuñación

Monedas griegas o con influencia griega

Muchas cecas griegas (o con influencia griega o helénica) utilizan letras del alfabeto griego en mayúsculas para fechar sus monedas, cada letra representa un número y la fecha es la suma de los mismos (si se trata de más de una letra); de esa manera se genera el año desde donde comenzar a contar, pero el inconveniente es… desde cuando comenzar a contar; ese dato en particular va a depender del contexto en que se produce la acuñación, por ejemplo en este didracma de Demetrio II la fecha está estampada en el campo derecho del reverso: ΔΠP indicando 4+80+100, es decir 184, en este caso comenzando a contar desde de la fundación del imperio seléucida en el año 312 a. C., es decir la moneda se acuñó entre 129 – 128 a. C.

En la siguiente tabla se expresan las unidades, decenas y centenas que representa cada letra griega:

 

 

 

Con Ptolomeo IV se comienza a utilizar una letra L en las monedas de plata para indicar “año”, esta letra L era la forma antigua de Λ, la letra inicial de la palabra λυκαβας que significa “año”. Á continuación de este caracter, siguen siempre letras griegas mayúsculas que representan cifras, por lo tanto la antigua forma L se usó en lugar de Λ debido a que esta última tiene el valor numérico de treinta, pudiendo resultar confuso al leer la cifra. Esta opinión dada por M. Huber es la más adoptada en general. Sin embargo existe otra interpretación que sugiere que la letra L en las monedas egipcias era el signo ideográfico demótico para "año". El carácter demótico se usó para la mayoría de los actos oficiales y, por lo tanto, probablemente se adoptaría en las monedas. La única dificultad es que el signo no se corresponde perfectamente con la L de las monedas:

De cualquier forma hoy en día no se duda que dicha letra indica año.

Muchas otras monedas fuera de las Ptolemaicas adoptaron esta forma, un indicio que marca el fuerte impacto de la helenización que tuvo lugar en varias regiones.

Por ejemplo, en esta moneda de Poncio Pilato, se expresa: L IZ (año 10+7) es decir “año 17”, en este caso comenzando a contar desde el ascenso de Tiberio.

 

Monedas romanas (Alto Imperio):

 

Algunas monedas romanas provinciales se fechan al estilo griego, como ya se vió por ejemplo en la moneda de Poncio Pilato, en otras cecas romanas como Antioquía o Alejandría también se fechan con este estilo en ocasiones utilizando la palabra ETOYΣ para indicar "año". Sin embargo por lo general en la moneda romana no se menciona la fecha de acuñación.  Para poder datar con una cierta precisión una moneda romana deben estudiarse las leyendas del reverso y/o del anverso, en particular las abreviaturas IMP (imperator, como prenombre y como indicador de victorias militares, suyas o de sus generales, en este caso le siguen numerales, excepto el I), COS (Consul, se añade un numeral cada vez que lo ejerce, excepto el I) y TR P o TRIB POT (Tribunicia potestas, habitualmente en ablativo o genitivo, le sigue el numeral, excepto el I). De estas tres, la más precisa es la Tribunicia Potestas la cual confería la inviolabilidad a la persona del emperador, se renovaba cada año automáticamente a partir del día del nombramiento; por esto último la fecha de la primera atribución de la Tribunicia sería diferente para cada emperador  o se hacía coincidir con el 10 de diciembre, día designado en la antigua tradición para la entrada del cargo de la tribunicia de la plebe. A partir de Antonino Pío y hasta Galieno la concesión de este cargo se realizaba desde el 1 de enero.

Como el consulado no se renovaba obligatoriamente año tras año, esta indicación es menos precisa que la Tribunicia potestas.

Monedas de Israel (Contemporáneas):

Las monedas de Israel se fechan mediante la utilización de la numeración hebrea que, análogamente al utilizado en el sistema griego, las letras representan números. Tal como puede apreciarse en esta moneda. En la siguiente tabla se muestran las correspondencias:

 

 

 

Excepciones:

Los números 15 y 16. En lugar de escribirse 10 + 5 y 10 + 6, respectivamente, se escriben 9 + 6 y 9 + 7. Esta medida se utiliza para no infringir el mandato bíblico de no utilizar el Nombre de Dios en vano. El nombre de Dios se representa en hebreo por cuatro consonantes, el Tetragrámaton, o sea: Yohdh-he'-waw-he'. El valor numérico de yohdh es 10 y el de he' es 5, mientras que waw es 6; pero las expresiones Yohdh-he' y Yohdh-waw son abreviaturas del Nombre Divino y se cambian por las sumas mencionadas anteriormente. Véase el siguiente ejemplo.

TABLA.jpg
L demótica.jpg
Gematría.jpg