Filipo I ¿Primer emperador cristiano?

Constantino I Magno fue el emperador que trajo paz al cristianismo poniendo un freno a las terribles persecuciones que sufría la Iglesia de aquellos tiempos; debido a estas intervenciones, la tradición lo considera el primer emperador cristiano. Pero... ¿fue el primero?

Hacia el año 244 d. C., unos 69 años antes de que fuese promulgado el edicto de Milán, había asumido el poder Marco Julio Filipo apodado "el Árabe", de quien Eusebio de Cesarea en el libro sexto de su "Historia Eclesiástica" escribió:

"Después de seis años como emperador de Roma, Gordiano murió y le sucedió Filipo. Se cuenta que era cristiano y que quiso unirse con creyentes en las oraciones de la Iglesia en el día de la última vigilia de la Pascua. Pero el prelado de aquel tiempo no quería dejarlo pasar hasta que confesara públicamente y se uniera a los que eran considerados pecadores y que ocupaban el puesto de penitentes. Por otra parte, de no haberlo hecho nunca habría sido recibido debido a las muchas acusaciones que pesaban sobre él. Se dice que obedeció con prontitud, mostrando con sus acciones su disposición genuina y piadosa hacia el amor de Dios".

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now