Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén, diciendo: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido  a adorarle.» En oyéndolo, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén.

Convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: «En Belén de Judea, porque así está escrito por medio del profeta:

‘Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres, no, la menor entre los principales clanes de Judá;  porque de ti saldrá un caudillo que apacentará a mi pueblo Israel.’»

Entonces Herodes llamó aparte a los magos y por sus datos precisó el tiempo de la aparición de la estrella.

Después, enviándolos a Belén, les dijo: «Id e indagad cuidadosamente sobre ese niño; y cuando le encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarle.» Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba  delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño.

Mt. 2, 1 - 12

Las monedas de los Reyes Magos y la Estrella de Belén

Durante muchos años se ha intentado averiguar el paradero de los Reyes Magos, muchos estudiosos en la actualidad sugieren algunos posibles candidatos, ellos son: Aretas IV,  Malichos II, Gondophares, Azes II y Hermaios. Si bien incluso se ha dudado de la historicidad de estos acontecimientos, en 1999 el astrónomo Michael R. Molnar publicó su libro "The Star of Bethlehem - The Legacy of the Magi." proponiendo una teoría que da luz a estos temas, para sus estudios se basó en una moneda romana hoy conocida como la "moneda de la Estrella de Belén".

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now